Nüwa


Nüwa era una diosa mitad humana, mitad serpiente, que podía cambiar de forma a voluntad.

Un día tuvo la sensación de que el mundo que habitaba, aunque lleno de cosas bellas y maravillosas, era un lugar solitario. Deseaba tanto poder compartir aquel hermoso mundo con alguien que un día, meditando sobre el tema, mientras se encontraba sentada a la orilla de un río, introdujo su mano en el agua y del lecho sacó un puñado de barro, al que le dio la forma de una pequeña criatura. Apenas Nüwa colocó la figura sobre el suelo, ésta cobró vida y comenzó alegremente a danzar alrededor de la diosa.

Tan contenta se encontraba Nüwa con su creación que decidió poblar la Tierra con aquel hermoso ser. Trabajó todo el día creando aquellos nuevos seres, cerciorándose de dividirlos en hombres y mujeres para que pudieran engendrar futuras generaciones sin su intervención, pero aún así comprendió que poblar la Tierra sería un trabajo que terminaría por dejarla exhausta antes de cumplir con su propósito. De esta manera, tomó una rama, la introdujo en el barro y después lo sacudió con fuerza en el aire. Las gotas que resbalaban de la rama se iban transformando en los pequeños seres a medida que tocaban el suelo.

Algunos creen que aquellos nacidos de las manos de Nüwa son los ricos y afortunados, mientras que los nacidos de las gotas de barro conforman el pueblo común. Y así Nüwa pobló la Tierra.

2 comentarios:

Lugares-Insólitos dijo...

Saludos Kassiopea, interesante este nuevo blog.
Si quieres te invito a que publiques una leyenda, que es muy famosa en el pueblo donde me crié. Se titula ( Lenda do San Martiño do Lago ), la cual publicamos en el blog de El rincón de Ochate. De ahí podrás sacar toda la info. incluso algo mas por internet. Te envio un cordial saludo, por cierto tienes todo nuestro apoyo en este proyecto .
Saludos...

Kassiopea. dijo...

Muchas gracias. Me pasaré por El rincón de Ochate a buscar esa info.