Los Ilinizas




Cuenta la leyenda que Iliniza Sur que era esposa del nevado Iliniza Norte, se enamoró del volcán Cotopaxi y el volcán Rumiñahui avisó de la aventura, lo que destrozó al monte Corazón, hijo de los Ilinizas, cuyo doloroso llanto formó la laguna del Quilotoa.

Por eso el Cotopaxi está nublado casi siempre, se esconde porque está avergonzado por haber dañado un matrimonio.


http://www.20minutos.es


1 comentario:

Menda. dijo...

Hale, por pecador.


Preciosa imagen, Kassio.