La Senyera




Estaba Guifré "El Pilós" conde de Barcelona, Besalú, Urgell y montón más de poblaciones catalanas en plena batlla. Pidió ayuda a los francos, que siempre habían sido sus aliados, para poder combatir a los árabes y expulsarlos de la parte sur de la actual de Catalunya.

El rey franco decidió no ayudarlo y por tanto la batalla se decantó muy claramente a favor del bando árabe.

Estaba Guifré dentro del castillo de Besalú cuando tres soldados árabes entraron en él; Guifré haciendo gala de su valentía y coraje se puso a combatir contra los tres soldados a la vez. Pero ¡ay de él! Los árabes eran muy diestros en el arte de la guerra y antes de morir uno de ellos le hizo un corte en el estómago.

El conde catalán, agonizando y con las manos llenas de sangre tiznó una cortina amarilla de sangre con cuatro de sus dedos antes de caer desmayado.

De ahí que la bandera catalana sea un fondo amarillo con cuatro franjas rojas.


http://www.pobladores.com

6 comentarios:

Heimdall dijo...

Lo desconocía. Muy interesante :)

Cuanto de vida dijo...

¿Te gustaria pensar?
En este blog tenemos reflexiones y ¡puedes seguirnos! ¡Yo te sigo a ti!
www.cuantodevida.blogspot.com

Negrevernis dijo...

Había oído una leyenda similar. Curiosa...
Un saludo.

Juan Carlos dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Juan Carlos dijo...

La que yo había oído es que es herido en la batalla que ha ayudado a ganar a Carlomagno contra normados o a árabes. Cuando el Rey se acerca le anuncia que los enemigos habían perdido la batalla. "Conde de Barcelona", le dijo el Rey, "bien habéis peleado en la batalla: pedidme lo que queráis: Desde hoy seréis conde independiente en vuestra tierra" "Señor, gracias por la independencia a mi condado. Nada más deseo de cuanto me ofrecéis. Pero lo que sí desearía es que sobre mi escudo figurara algún emblema que proclamase los honores que he ganado para él. Mi escudo, señor, a pesar de lo mucho y bien que os ha servido es un liso campo de oro. "Conde, desde ahora ya no lo será."
El Rey de Francia mojó cuatro dedos de su mano en la sangre de Wifredo. Después los pasó de arriba abajo por el escudo dorado. Cuatro barras de sangre quedaron claramente marcadas. El monarca exclamó: "Con sangre y esfuerzo habéis ganado, conde, esta blasón. ¡Que de ahora en adelante sea vuestra bandera!

Las armas del Casal de Barcelona, o armas reales (cuatro palos o barras de Aragón) son de gules sobre campo de oro y son las propias de los condes-reyes (soberanos) que también dieron origen al escudo de Cataluña (a partir de 1137, fecha de la boda de Ramón Berenguer IV con Petronila, hija del rey aragonés Ramiro II de Aragón) así como de otros territorios de la Corona de Aragón. El rey Pedro el Ceremonioso (IV de Aragón) concedió las armas reales al Consejo de Ciento de la ciudad el 4 de julio de 1345, permitiendo el privilegio de que sus heraldos y nuncios pudieran ostentar el «signo nostro et signo dicte civitatis» es decir, el signo del rey y de la ciudad

Kassiopea. dijo...

Juan Carlos, es que hay varias versiones de esta historia.